Cada vez que me arreglo mis cejas o me doy un tratamiento, me voy sintiendo como una mujer nueva. Siento que mi cara se ve más simétrica y bromeo con la dueña del salón que es un lifting instantáneo.

Comentarios